Campaña en defensa del Valle

Hoy hemos empezado la campaña para defender la obra más grande de la Cristiandad, el Valle de los Caídos, que lo es no sólo por su valor artístico y arquitectónico, único en el mundo, sino primordialmente por ser el testimonio vivo del renacimiento espiritual de una nación, rota por la peor guerra civil del s.XX.

Hemos empezado nuestra campaña dirigiéndonos a los máximos responsables de su protección, los obispos españoles, como representantes de la Iglesia universal. Y lo hemos hecho por su silencio y posteriores declaraciones acerca del tema y de la nueva ley de Memoria Democrática pergueñada por el gobierno.

En nuestro Manifiesto, leído en el acto y entregado en la CEE, nos hemos referido a tales declaraciones, tanto de Mons. Omella como del cardenal Osoro (y fuente original), poniendo de relieve sus posturas contradictorias.

Madrid, 23 de septiembre de 2020

Manifiesto a los obispos de la Conferencia Episcopal Española

Venimos hoy como miembros de la Iglesia de España para dirigirnos a nuestras autoridades eclesiásticas, a los 86 obispos que componen el episcopado español, y en especial a los dos que se han manifestado públicamente esta semana en relación al Valle de los Caídos, porque de los otros 84 no hemos oído ni una palabra desde que el gobierno anunció el desmantelamiento del Valle de los Caídos

Después de la entrega de la Iglesia china al gobierno comunista de China, parece que España está la siguiente en la lista de entrega de nuestro patrimonio histórico-religioso al régimen socialcomunista que nos gobierna, cuya ideología ha sido condenada el año pasado por una resolución del Parlamento europeo exigiendo la retirada de honores y monumentos a personajes comunistas como los que este gobierno pretende honrar en su “resignificación” del Valle de los Caídos. Y a este gobierno es al que el vicepresidente de la Conferencia Episcopal española ofrece su ayuda, como se la ofreció en su día a Rita Maestre y recientemente, con motivo de la profanación de la tumba de Franco, acompañando a Carmen Calvo a su entrevista con el cardenal Parolín en el Vaticano y abandonando a los monjes a su suerte durante el asedio a la Basílica del Valle. Ni un solo prelado español ha levantado la voz para defender nuestro legado histórico-religioso común, también suyo, hasta no haber recibido instrucciones de Bergoglio en su reciente y muy oportuna visita al Vaticano, tras la cual sólo dos de ellos se han manifestado y con declaraciones y posturas contrarias. Se suponía que las Conferencias Episcopales se crearon para tener una sola voz, representativa de sus obispos, antes el Estado y la sociedad, pero ahora resulta que tienen dos, con mensajes contradictorios, que solo representan al Vaticano, y no a la comunidad episcopal. Porque por un lado el cardenal Omella pide al gobierno aparcar su proyecto de expulsión de los benedictinos y critica la oportunidad de la ley de memoria democrática, y por el otro, el cardenal Osoro se compromete a “ayudar” al gobierno para que el Valle sea por fin un lugar de reconciliación y de paz, que ya hace 60 años definió como tal el Papa Juan XXIII en una carta que seguramente tampoco conoce y que voy a leer, para refrescarle la memoria.

Ver carta adjunta

Pedimos a los 86 obispos españoles que esta carta sea leída en sus diócesis para cumplir con su obligación de iluminar a sus fieles sobre cuestiones de orden moral, como lo es la defensa de la VERDAD sobre nuestro patrimonio excelso del Valle de los Caídos, la obra más grande de la Cristiandad, no sólo por su valor arquitectónico sino por su valor socio-político-espiritual, ya que es el testimonio vivo de la RECONCILIACIÓN y HERMANAMIENTO de toda una nación bajo el signo de la Cruz. Y el único lugar del mundo donde fueron recuperados de fosas comunes miles de cadáveres enemigos para darles los más altos honores fúnebres en compañía de los que habían muerto por su mano. ¿¿¿Qué mayor obra puede existir??? Pues esa obra es la que el episcopado español, con su silencio unos, y con su colaboración, otros, quiere entregar al gobierno socialcomunista entre comunicados contradictorios. La mentira se combate con la verdad y como sucesores de los apóstoles que dieron su vida por defender la verdad no pueden tolerar que impere la mentira en España, en especial la histórica, como lo está haciendo desde hace décadas y en especial ahora con este gobierno cum fraude. Si así lo hacen, que Dios se lo premie, y si no, se lo demande. Y la demanda de Dios está expresada en Apocalipsis 21:8.

Carta adjunta:

MENSAJE DE SU SANTIDAD JUAN XXIIICON MOTIVO DE LA CONSAGRACIÓN DE LA BASÍLICADE LA SANTA CRUZ DEL VALLE DE LOS CAÍDOS

Domingo 5 de junio de 1960

Un vivo y particular consuelo experimenta Nuestro corazón al sentirnos presente en espíritu entre los numerosos fieles congregados para las ceremonias de estos días en la grandiosa Iglesia de la Santa Cruz del Valle de los Caídos, que acaba de ser solemnemente consagrada y a la que, por el esplendor de su arte, por la dignidad de su culto y por la piedad de los numerosos peregrinos que con ritmo creciente la frecuentan, hemos querido honrar con el título de Basílica. A cuantos en ella están reunidos y a todo el noble pueblo español deseamos llegue en estos momentos Nuestra palabra de Bendición.Los anales gloriosos de España, los encantos de su paisaje, lo que de grande y elevado se ha forjado con su dolor en los años duros del pasado, se han dado cita en ese hermoso valle, bajo el signo de la paz y de concordia fraternas, a la sombra de esa cruz monumental que dirige al Cielo las oraciones de la fervorosa Comunidad Benedictina y de los devotos visitadores por la cristiana prosperidad de la Nación, y que quedará como en alerta permanente para transmitir la antorcha de la fe y de las virtudes patrias a las generaciones venideras.¡Cuánto Nos complace en esta solemne circunstancia alentar a los católicos españoles en su empeño de conservar íntegro y puro su fecundo patrimonio espiritual! Testigo es la Historia de que los altos ideales cristianos dieron cohesión e impulso a sus antepasados para las grandes empresas y de que, cuando decayeron tales ideales, se mermaron y debilitaron igualmente sus lazos de unión, poniéndose en peligro su límpida y heroica trayectoria secular.

Amamos a España, cuya pureza de costumbres, lo mismo que sus bellezas y tesoros de arte, hemos podido admirar en los gratos viajes con que hemos recorrido sus tierras. Por eso Nos alegramos de que la España que llevó la fe a tantas naciones quiera hoy seguir trabajando para que el Evangelio ilumine los derroteros que marcan el rumbo actual de la vida, y para que el solar hispánico, que se ufana justamente de ser cuna de civilización cristiana y faro de expansión misionera, continúe y aun supere tales glorias, siendo fiel a las exigencias de la hora presente en la difusión y realización del mensaje social del cristianismo, sin cuyos principios y doctrina fácilmente se resquebraja el edificio de la convivencia humana.

Que tengan levantada siempre su mirada Nuestros Hijos amadísimos de España hacia las altas metas, con el espíritu grande que los caracteriza, seguros de que la obediencia a la Ley de Dios atraerá la protección de la Providencia, que en el tejido de todo quehacer histórico guía a los individuos y a los pueblos, dóciles a la voz del Rey de cielos y tierra, in viam prosperitatis et pacis.Nuestra súplica confiada va en estos momentos a la Virgen Santísima, venerada con tanta devoción en España, la que en sus más significativas advocaciones tiene puesto de honor en ese Santuario y a la que pedimos cobije bajo su manto las almas de cuantos en él duermen fraternamente unidos su último sueño. Que Ella proteja a esa grande Nación y a los que rigen su suerte. Con estos sentimientos y estos votos gustosamente te damos a ti, querido Hijo, con el Venerable Episcopado de ese católico país, a su Jefe de Estado y Gobierno, con todo el amadísimo pueblo español, una particular Bendición Apostólica.

Ver vídeo aquí

Ecos: Arturo Periodista / El Arconte

_____________________________________________________________

Hoy 30 de septiembre hemos acudido a la reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal para asegurarnos de que todos los obispos allí presentes recibían nuestro mensaje. Hemos puesto nuestra pancarta a la salida del edificio para que la vieran al terminar su reunión, y así ha sido.

También les hemos dicho, mientras se alejaban, que era su obligación defender la verdad y también la histórica y no dar la versión del gobierno comunista, y que TODOS tenían que defender el Valle, que también era SUYO, no sólo el presidente de la CEE (porque de Osoro mejor no hablar… que por cierto es el único que ha salido en coche desde dentro, todos los demás andado, incluido el Presidente Omella.).

El Cardenal Omella es el único que se ha parado a hablar con nosotras (sólo íbamos dos pues el acto ya lo hicimos la semana pasada). Le hemos dicho lo mismo, que es su obligación informar a sus fieles de la VERDAD del Valle y me dijo de lo intentarían pero que era difícil. Yo le dije que no tenía ninguna dificultad, y le mandaremos nuestro Manifiesto por mail mañana, así como a los demás obispos, para que lo comprueben. También nos dijo el Secretario, que iba con él, que no saben si los fieles harán caso y les contesté que eso ya no era responsabilidad suya y Omella estuvo de acuerdo de que sino tendrían que dar cuentas. Para terminar les dije que no nos defraudaran otra vez como cuando la tumba de Franco, que se desdijeron 50 veces y al final no movieron un dedo cuando la Basílica fue “tomada”. Me contestó que hay que saber perdonar y que Dios perdona todo, a lo que yo le dije que no todo, porque el infierno existe. Hizo un mohín y se fue. Pero al menos se abrió a dialogar.

Volveremos a mediado de noviembre cuando se celebre la Asamblea Plenaria de TODOS los obispos, del 16 al 20. Y estaremos presente todos los días con nuestra pancarta y para dirigirnos a ellos, y les llevaremos el texto del Papa Juan XXIII y una carta para cada uno. Alternaremos los horarios para que puedan ir también los que trabajan: los días pares por la mañana y los impares por la tarde. Ya comunicaremos el horario.

Os esperamos a los que DE VERDAD queráis defender el Valle. La pelota está en el tejado de la curia y a ellos tenemos que dirigirnos.