¡Franco sigue volviendo!

bandera del águila Parece que no somos los únicos que queremos que vuelva! 🙂 … su Régimen, claro, aunque él está bien vivo y debe estar moviendo los hilos desde Arriba, por lo que parece, porque hasta El Mundo saca la noticia!  Y el vídeo tiene, en UN día, 146 014 reproducciones en Facebook y 616 veces compartido!

14466603274738

De ello habla Federico Jiménez Losantos en su programa de hoy, dedicando 15 minutos de panegírico al Caudillo contra el que luchó en su juventud (OIR en min. 17:35) 

Y para más inri, saca también una entrevista al insigne historiador de la Real Academia de la Historia, Luis Suárez, sobre su último libro sobre Franco (VER). Parece que no era tan malo como le pintan… los saqueadores de España!

También está circulando esta imagen por las redes: 

12193296_10206779446716394_1078984994329650204_n

Esto ya es un clamor!

5 comentarios en “¡Franco sigue volviendo!

  1. Piensan que su constitución es una especie de escudo salvador ante las pretensiones soberanistas, cuando en realidad, desde que se aprobó, ha sido su principal aliada.
    ¿De verdad creen que la Constitución es la que va a arreglar la situación? Bastante difícil creerlo, más bien el germen de todo lo que está pasando ya estaba en dicha Constitución, en especial al implantar el demencial Estado de las Autonomías.
    Aluden estos indigentes intelectuales que el articulo 1 de la constitución: Que dice la soberanía reside en el pueblo español.
    Pero que digan cual es el numero 2 de la Constitución, el cual empieza diciendo que “La Constitución se fundamenta en la indisoluble unidad de la Nación española” pero continúa señalando que la Constitución “garantiza el derecho a la autonomía de las nacionalidades y regiones que la integran y la solidaridad entre todas ellas”.
    Es decir, la “nación” española tiene en su interior algunas “nacionalidades”, y ni siquiera se molesta en señalar la diferencia entre ambos conceptos, aberración jurídica que ha sido una de las causas que nos ha llevado a la situación actual, además de que se contradice con el artículo 14, que señala que “todos los españoles son iguales ante la ley”, pero el caso es que si unos viven en regiones y otros en nacionalidades al final algunos son más iguales que los demás.
    También podría señalar los artículos que permitían la existencia de partidos independentistas e incluso pro-terroristas como Herri Batasuna, o los artículos que daban conciertos económicos a vascos y navarros, o los que permitían la anexión de Navarra por el País Vasco, o los que entregaban al separatismo armas tan formidables como el sistema educativo y los medios de comunicación de su región, o el increíble artículo 150.2, que no pone ningún límite a las posibles transferencias que se puedan hacer desde el Gobierno Nacional a los regionales.
    O podría leerse la Ley Electoral que emana de esa Constitución, que le da una representación a los partidos separatistas muy por encima de su voto real, lo que les ha permitido chantajear a los distintos gobiernos españoles (en especial desde que en el año 1996 llega el PP al poder) para destruir a la resistencia anti-separatista en Cataluña y País Vasco e ir saltándose la Constitución paso a paso en un proceso de hechos consumados.
    A lo que habría que añadir el vergonzoso comportamiento de un tribunal sometido a los políticos como el Tribunal Constitucional, legalizando a los pro-etarras de Bildu o artículos como el 162, que restringe tanto los posibles recursos de inconstitucionalidad que en la práctica sólo pueden llevarlos a cabo el PP, el PSOE y sus aliados separatistas de CIU y PNV. Cuando el Defensor del Pueblo intentó recurrir la Ley del Catalán(en realidad, todas las leyes sobre “normalizaciones lingüísticas “ son inconstitucionales) en el año 1998 ahí estuvo el señor Aznar para pararle los pies.
    Además, la Constitución no se aprobó en un vacío, sino poco después de la amnistía masiva de etarras de 1977 y que empezaron con los asesinatos masivos de militares y policías, y también se aprobó en el contexto de nuestra futura entrada en la UE, en la que hicimos tantas cesiones que provocaron nuestro desguace nacional que nos ha llevado a la crisis económica actual, que ha servido para dar alas al separatismo. Pero aún así, el señor Rivera no sólo defiende la Constitución, sino que en las últimas elecciones catalanas también mostró su adoración mística hacia la Unión Europea. Y no sólo él. Tanto los “defensores de la soberanía catalana” de CIU-ERC como los supuestos “defensores de la soberanía española”de PP y Ciudadanos pedían “más integración” en ese ente masónico-globalista cuya función básica es robarle la mayor soberanía posible a los Estados Nacionales para entregársela a la lejana y oculta élite de Bruselas. Ya lo dijo el mismo Rajoy refiriéndose a los separatistas: ”algunos no se enteran de que las fronteras tienen sus días contados”
    La ingenuidad del esta gente con la Constitución es la misma que tiene con la UE, porque “la UE no permitirá la independencia de Cataluña”, algo bastante dudoso teniendo en cuenta el historial continuo de perjuicios a España y la ambigüedad de los Barroso, Almunia y compañía respecto al tema, y también recordando que estamos hablando de la misma UE que apoyó entregar un trozo de Serbia (Europa) a los terroristas musulmanes de Kosovo.
    Así que, ¿de verdad se creen que la Constitución y la UE son garantía de algo?

    Me gusta

  2. Desprecio inimaginable a las víctimas: los miles de mártires que murieron perdonando, se equivocaron. Y Franco junto con todos los que habían combatido para salvar a la Iglesia, directa y físicamente, del exterminio, eran colocados al mismo nivel que los exterminadores. A un nivel en realidad inferior, por cuanto los acusaban de despreciar los derechos humanos. De hecho, pedían perdón a quienes habían pretendido erradicar el cristianismo de la faz de España.
    No cabe la menor duda de que ésta actitud episcopal haya colaborado poderosamente a la llegada del ultralaicismo actual. Una de esas razones fue el temor oportunista de que la Iglesia tendría que pagar una factura muy cara al caer el régimen, y el cálculo erróneo de que la oposición de izquierdas iba a jugar entonces un papel determinante por lo que convenía congraciarse y (contagiarse) con ella. Pero el franquismo se transformó en democracia, y la oposición izquierdista tuvo poco peso (el PSOE no había sido nuca oposición real, menos aún el PCE). La factura pagada por la Iglesia ha sido, en efecto muy alta.
    Había algo extremadamente majadero, inane y turbio en aquella línea tan desmoralizadora para millones de católicos, uno de los cuales era el propio Franco, que contemplaba con profundo dolor y enorme sorpresa la conducta suicida de la Iglesia en España que se avergonzaba de sus mártires y glorificaba a sus verdugos y apóstatas.
    Franco salvó a la Iglesia; Franco paga la reconstrucción de templos y nos construye seminarios ; Franco paga salarios, Franco ha entregado a los obispos la enseñanza primaria y secundaria…” .Pero el papa cambia de actitud cuando considera gastado al régimen Nacional.
    Cuando la Conferencia Episcopal Española utiliza la expresión “mártires españoles del siglo XX”, no deja de ser un eufemismo cruel, injusto y enteramente falso. Las víctimas no se produjeron en todo el territorio nacional, sino solamente en el sometido a la República. Además los martirios no se produjeron a lo largo de todo el siglo XX, sino que amenazaron con producirse durante la quema de iglesias y conventos en Madrid, el 11 de mayo de 1931, al mes escaso de la proclamación de la II República, y ante la absoluta pasividad de las fuerzas de orden público. La persecución religiosa comenzó en octubre de 1934 con la revolución de Asturias; pergeñada por el PSOE y los nacionalistas catalanes como una guerra civil ante las elecciones ganadas por el centro-derecha en 1933, y concluyeron con la rendición del bando republicano en abril de 1939. Uno de los últimos asesinados fue Mons. Anselmo Polanco, obispo de Teruel, el 7 de febrero de ese mismo año.
    Posiblemente, en ninguna época de la historia de Europa, y posiblemente del mundo, se ha manifestado un odio tan apasionado contra la religión y cuanto con ella se encuentra relacionado.

    Me gusta

  3. Nosotros hemos de representar un conjunto, la verdadera sustancia de lo esencia de España, simplemente somos el camino auténtico y verdadero,que es el que marca la clara dirección de nuestro porvenir.
    A los españoles les han sacado de esa verdadera senda.
    Tenemos que estar dispuestos a sentarnos en la meta y esperar a que los españoles regresen también.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s