El cáncer de esta democracia

bandera del águila

El antifranquismo, cáncer de la democracia

Por Pio Moa

 Hace años vengo denunciando al antifranquismo como el cáncer de la democracia. Parece que otros, Hermann Tertsch, por ejemplo, se van percatando a su vez de esta evidencia.  En política suele ocurrir que las evidencias sean lo último que se percibe.

El antifranquismo, como antaño el anticatolicismo, es el factor común a todos nuestros políticos de medio pelo. ¿Qué es lo que une a De Juana Chaos, Soraya, Zapatero, Urcullu, Mas, Josu Ternera, Rajoy, antes a Carrillo o Bolinaga, a Cebrián, Alfonso Guerra, Susana, Aido, Ansón, Arzallus, Pakito, Chacón, Bolinaga, Sánchez, probablemente Rivera, y tutti quanti? Solo una cosa: todos se proclaman antifranquistas en mayor o menor grado, todos identifican antifranquismo y democracia, todos aspiran a borrar de la historia “la era de Franco”, unos “mirando al futuro”, otros de modo más activo; unos privando de historia a los españoles, otros falsificándola. Y ahí se halla la fuente de todos los males que sufre nuestra democracia y que están amenazando la propia subsistencia de la nación. Algo parecido ocurría en el Frente Popular, alianza de izquierdistas y separatistas, hoy ampliada al PP.

Leer más…

4 comentarios en “El cáncer de esta democracia

  1. La historiografía antifranquista adolece comúnmente de rigor, prima la ideología de adversario sobre la objetividad de los hechos, adolece de imparcialidad en el relato y abunda en adjetivaciones infantiles y ridículas que hacen inverosímil lo elemental: Que Franco, como militar y estadista, se enfrentó a las mayores dificultades de su tiempo y de nuestra historia reciente, venciendo en todos los frentes y legando una nación distinta, un pueblo reconciliado, en paz y progreso, siendo sustituido, gracias a su liderazgo, según las previsiones sucesorias establecidas por su régimen. Negar aquel, equivale a negar la transición y la actual democracia. Sin Franco y el franquismo estaríamos en la reedición de la II República de botarates y concupiscentes, de codicia y algarada, de anarquía y desigualdad, de indigencia y desamparo, una sociedad desvertebrada, sin ningún ideal superior.

    Estos historiadores de carné, militancia y partido, son los arietes que emplea la política para dinamitar la verdad del edificio de nuestra historia, de dónde venimos y que serviría para alumbrar el camino hacia dónde vamos. Juegan en campo propio y con todas las ventajas, pues cuentan con el beneplácito e instigación del poder y con la “acorazada mediática” que difunden, con idéntico rigor, las mismas falsedades en radio, televisión, prensa escrita, cine, seriales etc., así hasta borrar todo vestigio de reacción, ante la impostura y superchería de quienes nos gobiernan. Se trataría de impedir toda comparación relevante que permita abominar del presente con soluciones con probada eficacia.

    Ante la superioridad moral y material del régimen de Franco, con respecto a la II República y a los distintos ensayos constitucionales habidos en España durante el siglo XIX y un tercio del XX, no se dio importancia al relato de los hechos históricos recientes, no enseñando en las escuelas los acontecimientos vividos y que condicionaron la existencia de nuestros antepasados, contraviniendo una regla de oro, como señaló acertadamente el historiador británico Anthony Beevor en declaraciones en ABC “España es el único caso donde, los derrotados de la guerra, escribieron la historia, y no los vencedores”. Ello tiene unas perversas consecuencias que seguimos pagando.

    Me gusta

  2. «Miremos al futuro sin rencor y echemos a rebato las campanas, porque peligra España, su porvenir, sus hijos. Y a esa voz sagrada responderemos los hombres de buena voluntad, los limpios de corazón, los valientes, los generosos, los que todavía tienen el orgullo de sentirse españoles»

    Me gusta

  3. Las elecciones democráticas son una herramienta de Legitimización, no de Elección

    Legitimar el Poder es fundamental para lograr el sometimiento del pueblo (o pueblos) que aspiras a subyugar. Y es aquí donde entran en escena las elecciones por sufragio universal. Toda esta escenificación responde a una necesidad: legitimar el Poder ya establecido. El paripé de las elecciones cada 4 años no está ideado para que el pueblo elija quiénes marcaran el porvenir de España

    Con las “elecciones democráticas” el Régimen lo único que busca es legitimar su posición. Justificar su autoridad. Los resultados de las elecciones no repercuten en absoluto en la agenda política del Sistema. La UE va a tener cada vez más poder, y el anhelado Gobierno Global se va a ir haciendo un poquito más real cada día, salga PP, PSOE, IU, PODEMOS, o cualquier otro partido político patrocinado por el Régimen. En la “Democracia” el Estado permite que sus súbditos elijan entre un elenco de marionetas, todas ellas elegidas cuidadosamente antes de convertirse en “cosa pública” de mano de los medios de propaganda, que ejercen una influencia decisiva en los resultados de las elecciones.

    Con el sufragio universal y el monopolio de los medios de masas y educación, el Régimen se blinda al cambio.

    Todos los medios de desinformación, sin importar a qué estrato ideológico de la población van dirigidos, rinden culto a este regimen politico actual.
    Sistema mezquino ideado para que los más mediocres y serviles escalen en política, para que todo pueda ser dirigido fácilmente entre bastidores, para liberar de toda responsabilidad a los ejecutores del Sistema .blindados detrás de una “mayoría”.
    La democracia cumple básicamente una función psicológica-placebo: hacer creer al pueblo que el Gobierno ejerce su autoridad de forma legítima. constituye una herramienta magnífica de división.

    El Régimen está diseñado para que sólo los más mediocres y serviles escalen posiciones en política. Para que otros puedan gobernar cómodamente entre bastidores, a salvo de la opinión pública.

    En definitiva, la democracia por sufragio universal es a todas luces el método más pulido, hasta ahora, de control de masas.

    XX Lo último que quieren es posibilitar la creación de un movimiento que represente los intereses de los Españoles y los una en un frente común, en oposición a los del Régimen.

    Crear nuevas “alternativas” es fundamental para ellos y lo estan haciendo para evitarque surja una oposición real. Y con oposición real me refiero a los que ofrecen alternativas no ligadas al regimen politico.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s