Los presos del Valle de los Caídos

11245787_10153840478657506_7394305058316706783_nHoy se ha presentado en Madrid el libro  «LOS PRESOS DEL VALLE DE LOS CAÍDOS», del profesor de historia Alberto Bárcena. En él expone el trabajo de investigación realizado a lo largo de siete años revisando los documentos de 46 cajas sobre la construcción del Valle. He aquí algunas notas de la conferencia: 

Los presos del Valle de los Caídos disfrutaban de unas condiciones EXTRAORDINARIAS. Tanto es así que muchos presos comunes pedían el traslado al Valle para poder cumplir ahí sus penas, ya que en el Valle redimían 3 días de condena por cada día trabajado, y a veces hasta seis! Ningún preso fue obligado a ir al Valle, sino todo lo contrario, debían pedirlo por instancia y muchos quedaron fuera.

Disponían de casa para sus familias, y al redimir sus penas se les concedían pisos protegidos del Estado en sus localidades. Muchos presos tenían delitos de sangre muy graves, como «el matacuras», que fue nada menos que el portero del monasterio, con llaves de todas las habitaciones!  Diego Méndez, el arquitecto que construyó la Cruz, reconoció que los delitos que habían cometido los presos que trabajaban allí eran “estremecedores”. Y aún así fueron tratados con respeto y confianza, concediéndoles los favores personales que pedían. 

La comida era la misma para los libres que para los presos, así como el sueldo, que los presos también recibían.

Otro mito es el de que murieron muchísimos presos en las obras. Falso. La primera muerte ocurrió en 1948, ocho años después de comenzar las obras, lo que significa que en 8 años no hubo un solo muerto. Esta ocurrió por caérsele una piedra encima. En total, en 20 años de obras, sólo hubo entre 14 y 18 muertos (algo impensable hoy día). Tampoco existieron trabajos forzados. El padre de Francisco Rabal fue testigo de ello por haber trabajado allí, y su hijo jamás dijo lo contrario, a pesar de su tendencia socialista.

Esto y mucho más figura en un libro que desmonta una por una las mentiras que se han impuesto por ley en este desgraciado país. 

¡QUEREMOS MEMORIA HISTÓRICA, NO MENTIRA HISTÓRICA!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s